Morrigan's Mental Asylum
Bienvenidos a Morrigan’s Mental Asylum, este es
un foro de temática original y realista y trata
sobre la vida de pacientes y personal médico
dentro del mismo Hospital. Muchas cosas
han cambiado desde 1878 en que fue construido el nosocomio, sin embargo, todo sigue igual. Te recomendamos pasar por la Ambientación e
Historia para que te vayas adentrando en la
historia del que será tú hospital por el resto de
tus días, si es que tienes suerte. ¡Diviértete!
Últimos temas
» Looking For You } Nuevo Directorio
Miér Dic 11, 2013 2:23 pm por Invitado

» Demigods of Olympus (afiliación élite denegada)
Lun Jul 15, 2013 4:44 pm por Invitado

» ✝ Dementium: Welcome to Ibernbur Island Asylum {Normal}{+18}
Lun Jun 03, 2013 10:47 am por Invitado

» Confirmacion Afiliacion Batman League of Shadows
Mar Mayo 21, 2013 6:53 pm por Invitado

» Always Dreaming [Afiliación Élite]
Lun Mayo 20, 2013 4:23 pm por Invitado

» Fairy tales Return (elite)
Miér Mayo 08, 2013 7:21 pm por Morrigan's Asylum

» Mathias Køhler ID Por acabar
Lun Mayo 06, 2013 9:06 am por Morrigan's Asylum

» They call me redhead. {Nora Wilma Bergström. Sin terminar.
Lun Mayo 06, 2013 9:06 am por Morrigan's Asylum

» Emma D. Grey //Sin Terminar//
Lun Mayo 06, 2013 9:06 am por Morrigan's Asylum

ScreenSaver Forecast by yr.no


Les Miserables Make It Up As I Go Fatal Beauty Hogwarts 3rd Generación Memento the game is on Fateful Partis Temporus Thewalkingdeadrol inferio rpg Burke Psychiatric Hospital Rol Anatomia de Grey Cruel Intentions 3535tales.png Never After Saeptum Reformatory Fairy tales return
Este Skin ha sido diseñado en su totalidad por Annabeth, la cual lo ha cedido sin pedir nada a cambio. No copies.
El contenido, idea original, diseño gráfico y edición del mismo skin es obra de la administración de #Morrigan's Mental Asylum. Todas las tablillas han sido sacadas de Sourcecode editadas por la administración de #Morrigan's Mental Asylum. ORIGINALIDAD AL PODER.

another bullshit session || Björn

Ir abajo

another bullshit session || Björn

Mensaje por Caleb S.Rivers el Sáb Mar 30, 2013 11:41 am

Hablar de Caleb no era solo tratar con ese muchacho arrogante y mal educado -cuando la ocasión así lo requería-, al cual todo parecía importarle poco cuando normalmente su afán más cercano era hacer de las suyas sin importar el daño. En él encajaba a la perfección la frase de: Dos en uno. Una parte que sólo buscaba tomar lo que necesitaba de las personas, todo bajo ese perfil de psicólogo inquebrantable, ¡Ja!. Aquel día en cambio, prevalecía ese Caleb capaz de controlarse, más racional y menos victimario. Esa parte suya tenía grandes logros y entre eso, su consulta que en tan poco tiempo había logrado grande avances con algunos de los internos. Era realmente contraproducente un tipo difícil lograra balancear esos rasgos de vida cuando ni siquiera podía controlarse él mismo. Pero así era la vida y la suerte de algunos. O eso parecía cuando en este caso solo premiaba.

Permaneciendo sentado en su escritorio con los brazos en la madera caoba elegante, la mirada del muchacho yacía clavada en un punto ciego de la pared frente a él. Llevaba más de treinta minutos en esa posición, tan inmóvil que a primera vista era un decorado más en el interior de aquella sala. Era difuso saber si pensaba o solo estaba en algún trance, con él y esa actitud cambiante y engañadora nada podía saberse. El intercomunicador a su lado soltó un pitito de alerta antes de dejarse escuchar la voz de su secretaria avisándole la cita agendada para las 15:00 horas acababa de llegar. Ilógico, su reloj mostraba las 16:15.—Adelante, hágalo pasar— Fue todo lo que respondió con ese tono distinguido y formal antes de liberar un pequeño botón cortando el contacto. Planchándose la camisa de un blanco perfecto y una corbata en color negro con el roce de su mano se puso de pie sin prisa. No sonrió ni mucho menos dejo ver ese aire de disfrute, por el contrario y tan distinguidamente avanzó hasta uno de los grandes ventanales que daban con una vista al jardín del hospital, deteniéndose en un sitio que desde la puerta o el diván en cuero no era de fácil acceso visual.

No tuvo necesidad de volverse para verlo y saber sus piernas transitaban con dominio ante la cara alfombra exportada, para conocer su mirada de psicópata y la forma fría en que entablaban una conversación en cada sesión. Sí, esta tarde tenía sesión con Björn Zrdênjhølk, un tipo que según el informe leído, era un homicida y violador, había pasado tiempo en la cárcel y otros detalles más con menos importancia. Esta sería su cuarta sesión y la verdad es que no había gran avance con el chico, este simplemente se negaba a revelarle algún detalle importante y eso le carcomía la cabeza al psicólogo.

—Bienvenido Björn… — Su voz aristocrática se hizo lugar en el silencio, ese tono a ratos cantado y varonil fue el primer anfitrión de un hombre delgado y bien formado, aquella facha de modelo de pasarela se le colaba hasta por los poros, también su altura al sobrepasar más allá del metro ochenta y cinco. Un cabello oscuro peinado hacía atrás. Haciendo gala de una presencia intachable afloro una sonrisa, queriendo así 'relajar' el ambiente entre ambos—Zrdênjhølk. Espero se sienta cómodo— Evidentemente lo estaba, era uno de los pocos que tan atrevidamente se había apoderado del cómodo diván como si fuese el de su propia casa, aunque claro, jamás hablaba mas allá, simplemente se sentaba en el diván y respondía con indiferencia a sus preguntas.

—¿Lograremos algún avance este día? — preguntó sutil en cuanto se detuvo a pocos metros— ¿De qué quieres hablar hoy? —Erguido y con una sonrisa cordial se reincorporó. Aunque por sus adentros simplemente maldecía al tipo, vaya paciendo que se había cargado, de haber sabido que simplemente no habría avance, hubiese preferido tomar otro caso más sencillo, pero bah, le gustaban los retos y descifrar la mente de Björn representaba claramente uno.
avatar
Caleb S.Rivers

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 25/03/2013
Localización : En mi oficina

Volver arriba Ir abajo

Re: another bullshit session || Björn

Mensaje por Björn Zrdênjhølk el Sáb Mar 30, 2013 3:02 pm


Another bullshit session

Otro día más sin ver la luz del sol. Y ya iban cuatro consecutivos ¿cuándo iba a terminar aquella dichosa tortura? estar solo en un cuarto de aislamiento no era en absoluto agradable, evidentemente. Las horas pasaban lentas y lo único que le entretenía era ver cuando la rendija de la puerta se abría con una bandeja de comida repugnante, solo por el hecho de ver algo diferente. Pero se lo había ganado a pulso. Días atras, Björn se había 'sobrepasado' con una de las enfermeras que le llevaba la medicación y a punto estuvo de que tuviese un susto por culpa del muchacho, un día en el que le habían quitado una dosis de medicación y casi la lía, por lo que los médicos y enfermeros se encargaron de quitarlo del medio para que no diera problemas durante unos días y mantenerlo 'tranquilo' encerrándolo a modo de castigo para ver si así hacían que su conducta cambiara. Qué ilusos...

El sueco llevaba sin terapia varios días, precisamente desde que le habían encerrado allí y no sabía si tenía que volver y cuando, seguramente que sí, porque lo odiaba y todo lo que odiaba en aquel puto sitio era obligatorio. Le trataban como a un jodido loco y él no creía tener ningún problema, simplemente le gustaba el sexo y dominar a sus víctimas, ni siquiera veía problema en deshacerse de ellas después. Había crecido con una situación así y para él eso era algo normal. Su padre le había dejado huella más allá de sus roturas de huesos, aquella enorme cicatriz que atravesaba su espalda y la desaparición de parte del cartílago de la oreja de un mordisco, en efecto, había heredado por completo su personalidad, todo lo que en su niñez odiaba.

Para su sorpresa la puerta al fin se abrió, pero no para dejarle salir todavía, al contrario, dos celadores 'gorilas' se encargaron de coger al muchacho por los brazos y sentarlo en la cama contra la pared, de seguido apareció el médico con una jeringuilla y se la inyectó en vena sin decir una sola palabra. -Tienes sesión con el doctor Rivers, así me aseguraré de que estés tranquilito y no haces tonterías por el camino-. Palabras frías y una sonrisa irónica fue lo único que vio y escuchó Björn antes de sentirse ligeramente mareado. Ya sabía lo que era, tenía los síntomas de otras veces, le habían metido un buen chute de morfina, que hacía un efecto casi inmediato y dejaba 'grogui' por completo al chico. De seguido los gorilas levantaron a Björn por los brazos, agarrándolos con fuerza. El muchacho todavía tenía marcas de su última caída por ir medio drogado, un apósito blanco que cubría parte del tabique nasal y unos puntos de tela que cerraban una brecha que se había hecho hacía una semana.

Uno de los celadores acompañó al muchacho hasta la puerta de la consulta y no se marchó hasta que el chico estuvo ya dentro. Allí no vio de primeras al psicólogo pero supuso que estaba ya dentro y sin rodeos se sentó en el diván, no se sentía con demasiadas fuerzas para seguir en pie y no quería volver a darse de bruces contra el suelo.
Escuchó su voz y dejó que hablase, sin responder a nada en principio. Guardó silencio varios minutos con la vista fijada en el suelo para no marearse. -¿Cuándo me vais a traer a una puta? llevo aquí un mes y lo llevo pidiendo desde el primer día. ¡Joder! yo no soy un puto loco, ni siquiera se que hostias hago aquí-. Hablaba con desprecio hacia todo y nunca mejor dicho se había hecho el sueco a todas las preguntas de la persona que pretendía sonsacarle cosas, lo que no le hacía ni pizca de gracia. Odiaba a todo el personal del centro, sabía que los psicólogos eran muy listos, demasiado, lo que hacía que al final y sin poder remediarlo, acabarían enterándose de su vida al completo, pero de momento y a pesar de estar chutado casi siempre, resistía muy bien.
Caleb S.Rivers ↔ Consultorio ↔ Tarde

_________________

Björn Zrdênjhølk

♣️ Me angustia el cruce de miradas y el obsceno guiñar de los semáforos. Me arruinan las prisas y las faltas de estilo, el paso obligatorio, las tardes de domingo y hasta la línea recta. Me enervan los que no tienen dudas y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera. Me cansa tanto tráfico y tanto sinsentido, parado frente al mar mientras que el mundo gira. ♣️
avatar
Björn Zrdênjhølk

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 29/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: another bullshit session || Björn

Mensaje por Caleb S.Rivers el Sáb Mar 30, 2013 4:25 pm

Hubiese sonreído de no ser porque se encontraba demasiado ocupado visualizando los gestos del chico. Algo aturdido entre sus pensamientos y una voz lejana que poco a poco acabo siendo más audible, Caleb negó con la cabeza dándole a entender que aquello no sería posible… las negaciones nunca formaron parte de su comportamiento, siempre intentaba darle a sus pacientes lo que necesitaba, pero, ¿una puta?, jodido crío, bien merecido se tenía las dosis de morfina.—Y la respuesta seguirá siendo la misma, sabes, no sé si en verdad estás loco o sólo eres estúpido —Comenzó a responder clavando sus ojos en los felinos que le contemplaban, era especialmente divertido ver esos comportamientos tan osados en el chico de: Vete al demonio como fachada física versus, necesito sexo. Algo tan predecible que ni necesidad de indagar para saberlo requería.—No puedo darte una puta, pero si puedo darte otra cosa. Soy de los que vela por sus pacientes sin importar el costo —Le miro un instante con ese doble sentido a flor de piel antes de alejarse para acabar sentándose en una silla de cuero bastante cómoda, tomando de paso una pequeña libreta de apuntes que descansaba en la mesita con forma extraña de vidrio. Hoy estaba bastante animado para jugar al especialista, pocas veces se tenía a homicida 'buscando' ayuda. Fuera a saberse de qué en éste caso.

—¿Qué no lo entiendes?, puedo ayudarte, no te traeré una puta, pero puedo hacer que desaparezcan esas dosis de morfina, pero tienes que empezar a poner de tu parte y pasarás el resto de tu vida con calmantes en tus venas —le aseguró con un bufido de cansancio. Ese chico era bastante agotador, ya no sabía que decir con tal que él se abriera solo un poco.—Cuenta acerca del incidente ocurrido hace días, ¿cómo diablos es que te 'sobrepasaste' con una enfermera? —Le sonrió de lo más amable falsamente, que sabía no había sido ningún incidente, si no todo lo contrario. Ese chico no perdía oportunidad para llevar a cabo sus...lo que fuesen esos actos. Luego bajo su vista para enfocar su atención en unas cuantas palabras que acabo por anotar. Sin despegar su vista de las páginas que lentamente dejaban su blanco atrás, hablo: —¿Me ayudarás o tendré que aumentar la dosis? —preguntó con tono simple y barato en interés.—¿Entonces?, aunque siempre podemos encontrar otras maneras de entendernos —Lanzó una carcajada mirándole de lado con gesto de: ¿Hablaras o no?. Odiaba tener pacientes mudos, odiaba tener pacientes parlanchines, odiaba tener pacientes de vez en cuando.

Riendo más para si mismo en cuanto a sus recientes palabras, mantuvo la vista en los trazados que su mano dibujaba con el bolígrafo, bastante más interesado en eso que en verle. En parte entendía al chico, ¿En que mundo alguien podría abrirse y contar todo a un desconocido?, sentarse allí a explicar sus traumas, temores, abusos y para colmos recibir opciones de cómo sobrellevar la vida, sí, eso podía joder a cualquiera, pero no había otro camino, el chico necesitaba ayuda y aunque fuese a regañadientes él se la daría. Se encogió de hombros y desvió la mirada a la puerta de la oficina, casi podía ver a su secretaría charlando con su madre y hablándole de las últimas ofertas de las tiendas. Ni siquiera recordaba como es que terminó teniendo una asistente. Sin más se rió y regreso a verle vanidosamente, atreviéndose a volver a ignorarle cuando a los segundos regreso al dibujo. Precisamente acababa de captar los últimos detalles de ese rostro juvenil, de cada rasgo para darle mayor vivencia a su bosquejo del mismo chico que acababa de ver.

—Vamos, habla ya, me molesta la gente reprimida —Ironizo sonriente. El juego se estaba armando bastante interesante considerando aún no le saltaba encima para golpearlo y amenazarle. Clásico en los chicos con complejo de psicópatas.
avatar
Caleb S.Rivers

Mensajes : 15
Fecha de inscripción : 25/03/2013
Localización : En mi oficina

Volver arriba Ir abajo

Re: another bullshit session || Björn

Mensaje por Björn Zrdênjhølk el Dom Mar 31, 2013 7:05 am


Another bullshit session

Maldito doctor Rivers, llevaba cuatro sesiones y ya le tenía tanto asco que le entraban ganas de reventarle la cabeza contra el propio diván o su impecable mesa de despacho. Sus comentarios siempre sacaban de quicio al muchacho, afortunadamente para su acompañante de que a menudo estaba sedado y casi no tenía fuerzas para atacarlo. Además Björn era más inteligente de lo que hacía parecer y sabía perfectamente que aquel psicólogo lograría defenderse de sobra ante un posible ataque, se veía un hombre fuerte y seguro de sí mismo, por eso ningún celador les acompañaba colocado al lado de la puerta con miedo a que se abalanzase sobre él. Pero nunca había que descartar nada y más viendo lo impredecible que llegaba a ser el muchacho.

La sesión había comenzado fuerte. Como era de esperar el doctor Rivers negó a su petición de traer a una prostituta a la clínica e incluso se tomó la libertad de atacar al muchacho, cuya cabeza ahora reposaba sobre la parte alta del diván y los ojos estaban clavados en un punto del techo evitando así mirar a Caleb. Pocas cosas le intimidaban tanto como la mirada fría de aquel hombre, que con solo mirarlo parecía adivinar ya sus pensamientos. Se sentía incómodo cuando le miraba tanto y por eso prefería pensar que así no se fijaba en él.

-La morfina me da igual, de hecho es la única forma que tenéis para deshaceros de mí sin complicaros porque sabéis que no podréis cambiarme-. Su voz cortante y ronca, no muy elevada, como de costumbre, y un semblante serio se apoderaron de él. Evidentemente, odiaba aquellas dosis y toda la medicación que tenía que tragar cada día pero poco a poco se iba haciendo a ello.
Sonrió irónico cuando Rivers le preguntó por el 'incidente' por el que le habían metido en aislamiento durante varios días. Recordaba la escena débilmente, pues la morfina y otros muchos calmantes le hacían perder parcialmente sus recuerdos aunque de lo básico sí que se acordaba bien. -Tío, la enfermera iba pidiendo guerra, se dio un momento la vuelta y me puso el culo en pompa, eso es ir provocando. Si los celadores llegan a aparecer un poco más tarde, esa puta todavía no podría ni sentarse-. Se excusó con una falsedad que se notaba a kilómetros e incluso soltó una carcajada al final.

Björn frunció el ceño ¿aumentar la dosis? ¿más? si querían matarlo adelante, pero estaba seguro de que a algún médico chiflado estaba interesando en mantenerlo con vida y experimentar con él, como hacían con muchos otros internos. -Mira, hijo de puta, si de verdad quieres ayudarme, haz que me lleven de vuelta a la cárcel, allí por lo menos no tenía que aguantar tantas gilipolleces ni me drogaban porque me tenían miedo-. Soltó de golpe, sin vacilar en absoluto. La sesión no acababa más que empezar y ya estaba deseando irse, para esa mierda prefería estar en aislamiento, joder.

En aquel momento, desvió ligeramente la mirada y observó ahora sí al doctor con detenimiento. Lo veía entretenido con una libreta y eso en el fondo le alivió, por lo menos no se le había quedado mirando como los tontos a la televisión. Suspiró de alivio, la morfina seguía en su efecto ascendente y Björn se estaba quedando medio dormido. Sí, la dosis que le habían dado era demasiado alta para ir a la consulta pero así estaban seguros de que no daría problemas.
En esa especie de trance que estaba teniendo, desconectando de las palabras del psicólogo, le vio a la mente ciertas escenas de su pasado que creía tener ya enterrado, donde empezó todo y por lo que seguramente estaba sentado delante de un gilipollas. De momento se había librado, pero sabía que en alguna sesión Rivers trataría de indagar en su pasado y para entonces sí, mejor que fuera muy drogado. Fue precisamente lo que le intentó sonsacar la psicóloga con la que había estado los primeros días y por consecuencia no había ido muy bien.

Caleb S.Rivers ↔ Consultorio ↔ Tarde

_________________

Björn Zrdênjhølk

♣️ Me angustia el cruce de miradas y el obsceno guiñar de los semáforos. Me arruinan las prisas y las faltas de estilo, el paso obligatorio, las tardes de domingo y hasta la línea recta. Me enervan los que no tienen dudas y aquellos que se aferran a sus ideales sobre los de cualquiera. Me cansa tanto tráfico y tanto sinsentido, parado frente al mar mientras que el mundo gira. ♣️
avatar
Björn Zrdênjhølk

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 29/03/2013

Volver arriba Ir abajo

Re: another bullshit session || Björn

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.